Saltar al contenido

Tu tienda de Sillas de Montar en Internet

Te ofrecemos una selección de las mejores monturas al mejor precio. Elige el tipo de silla que mejor se adapte a tus necesidades:

Desde que domesticamos al caballo nació la necesidad de fabricar aperos, complementos que se colocaron a estos animales para permitirnos su manejo en todas las actividades vinculadas a la equitación. La silla de montar es uno de los más importantes y es por ello que te ayudaremos a decidirte en tu elección.

Sellecciona la mejor silla para tu caballo

La montura o silla de montar es lo que te une a tu caballo, por lo que es muy importante que tanto tú como él os sintáis cómodos para que la experiencia al cabalgar sea lo más satisfactoria para ambos.

Existe una variedad inmensa de sillas y cada tipo y modelo debe adaptarse a la actividad que se quiera llevar a cabo, pero también al tipo de caballo y a los gustos personales. Doma clásica, salto ecuestre, sillas para carreras de caballos, sillas de uso general, horseball, polo, australianas, de estilo portugués, western, españolas, sillas de monta inglesa, monturas para pony, bareback, sillas charras… una lista interminable que puede hacer que la elección de tu silla de montar sea una odisea. Ser jinete o amazonas es una de las actividades más gratificantes que puedes realizar, pero utilizar el equipamiento equivocado puede hacer que no lo sea tanto.

Qué tener en cuenta para elegir una silla de montar a caballo

Para no equivocarte en tu compra en nuestra web podrás comprar online la silla de montar sin equivocarte en tu elección. Comprar una montura online no siempre es lo más sencillo, por eso vamos a guiarte en tu proceso de selección. Sigue nuestros consejos para comprar la mejor silla de montar para tí y tu caballo. Ten en cuenta lo siguiente:

  1. Modalidad hípica que se va a practicar: este es el punto más importante que debes tener en cuenta a la hora de comprar una silla de montar, ya sea por internet o en una tienda física de equitación. Existen sillas de montar específicas de una modalidad en concreto que harán complicado su uso para otras disciplinas, mientras existen también sillas muy polivalentes que permitirán realizar ejercicios muy diferentes con el caballo. Todo depende de las intenciones de uso, pero es importante tenerlo en cuenta antes de realizar la compra.
  2. Disponibilidad económica: existen sillas de muchas calidades y muchos rangos de precio. Generalmente el precio está relacionado con la calidad, los materiales de fabricación y la marca, por eso es necesario encontrar la que mejor relación calidad-precio tenga de acuerdo a tu presupuesto. Hay que prestar atención a la calidad de la silla y tener en cuenta que un esfuerzo económico inicial puede condicionar tu relación con el caballo durante muchos años. Se pueden encontrar también sillas de montar de segunda mano, sillas baratas de las que no sabemos su estado. Son también una buena alternativa, pero hay que prestar atención a la hora de comprarlas. En nuestra tienda de monturas puedes encontrar modelos para todas las disciplinas y a unos precios increíbles.
  3. Ajuste de la silla al caballo: seleccionar una silla que se adapte a la fisonomía específica del caballo que la va a usar es uno de los puntos más importantes para que la experiencia de monta en el futuro sea satisfactoria. La mayor parte de los problemas de conducta de los caballos tiene relación con una mala adaptación a los aperos y concretamente en este caso a la montura. Si el caballo tiene alguna característica especial como una cruz demasiado alta o es de una raza que tiene características especiales, será importante tenerlo en cuenta. Nosotros te orientamos en los puntos más importantes para que no te equivoques. También te describimos en una reseña una de las sillas de montar con más variedad de ajustes del mercado, la Wintec 500.
  4. Material de fabricación de la silla de montar: tradicionalmente las sillas de montar siempre se fabricaron con cuero natural, ya que era el único material que existían antes de la aparición de los materiales sintéticos. Una montura fabricada en cuero suele ser más cara, pero por otra parte es más auténtica y su durabilidad a lo largo del tiempo es mucho mayor. Una silla de montar de piel es para toda la vida, siempre y cuando se realicen los cuidados oportunos. Actualmente los materiales sintéticos han mejorado notablemente y su aspecto no difiere del de una silla de piel natural, incluso a veces se hace complicado diferenciarlas a simple vista. Por lo general, las sillas de montar de piel sintética son más económicas, más fáciles de limpiar y dependiendo de su construcción, algo más ligeras.

No debes preocuparte, nosotros te ofreceremos los consejos adecuados para acertar en tu elección y un catálogo con lo más representativo que hay en el mercado en lo que respecta a sillas de montar. No tendrás que bucear en los cientos de sitios web de venta de monturas y accesorios para caballo. Aquí te enseñamos las más relevantes y a precios muy buenos.

Consejos para elegir la silla de montar adecuada

Cuando se adquiere una silla de montar se deben tener en cuenta ciertos factores que son muy importantes para que el caballo se sienta cómodo. Os lo explicamos de forma resumida en estos 7 puntos:

  1. El punto más bajo de la silla debe quedar en el centro del lomo del caballo. Para comprobar que esto es así, se puede hacer una prueba una vez que la silla está colocada en el caballo, dejando un bolígrafo encima y comprobando que este rueda hacia la parte más baja de la silla. También es importante que la silla se posicione centrada entre la escápula y el punto en la columna vertebral donde nace la última costilla, dejándolo totalmente libre. El hueso escapular del caballo debe quedar libre y no rozar con la silla para que no se pierda movilidad y evitar riesgos de rozaduras.
  2. La silla debe tener un buen ajuste con la espalda del caballo apoyando correctamente en todos los puntos. De esta forma la presión es homogénea en el lomo y el peso se repartirá homogéneamente, haciendo que la experiencia sea más cómoda para él. Si se utiliza una silla con un ángulo de abertura demasiado pequeño para la espalda del caballo, el apoyo lo realizará en los extremos provocando incomodidades al cabalgar.
  3. Es muy importante que la columna vertebral del caballo quede libre. La silla no debe tocar ninguna vértebra para evitar rozaduras que perjudicarían la comodidad del caballo e incluso podrían llegar a causarle lesiones. Para comprobarlo podemos fijarnos en que la luz se vea de un extremo a otro entre la silla y la espalda del caballo. El espacio entre la silla y la cruz nos debe permitir meter cómodamente y en posición vertical tres dedos de la mano en el vértice superior y un poco menos en los laterales. En la espina dorsal no puede generarse ninguna presión. La anchura de canal de la silla la podemos determinar midiendo el ancho de la columna vertebral. Para ello deslizamos la mano por el costado del caballo en dirección ascendente hasta encontrar el hueso por ambos lados.
  4. En caso de que exista un problema de falta de musculatura en el dorso no es recomendable utilizar la silla directamente, sino que se compensará con un salvacruces, salvadorsos o almohadilla correctora con el formato adecuado. De otro modo estaremos comprimiendo demasiado la musculatura del dorso impidiendo su correcto desarrollo.Salvacruces, salvacruz, sudadero, salvadorsos, salvadorso, tienda de hipica, tienda ecuestre, tienda equitacion, tienda hipica online, complemento silla, aperos para caballo, tienda equitacion online, tienda ecuestre, guarnicioneria, accesorios para caballos,
  5. En ocasiones se utilizan probadores para la selección estática de la montura. Este equipo es una recreación de madera u otro material de la forma de la espalda del caballo, en la que se pondrá la silla y servirá de molde para ver si esta asienta correctamente.
  6. Una vez elegida la silla correcta con el caballo parado, deberíamos realizar alguna prueba para ver cómo se adapta la silla al caballo durante la marcha. Es importante que la silla no se mueva ni hacia delante ni hacia atrás valorando la necesidad de utilizar un antideslizante para monturas.
  7. Si la montura no se adapta correctamente al caballo este puede acabar lesionado. Pasando la mano por el lomo desnudo y presionando las zonas de contacto de la silla podemos ver si el caballo se resiente y de este modo detectar algún problema que a simple vista no estemos percibiendo.

Partes de una silla de montar

El vocabulario utilizado para definir las distintas partes de una montura es muy extenso, teniendo diferentes vocablos dependiendo tanto del estilo de silla como de factores regionales. Nosotros nos enfocaremos en indicar el nombre más generalizado y que todo el mundo lo pueda entender, independientemente de la cultura o el área regional.

Comenzaremos con una visión general contemplando la silla en su conjunto.

silla de montar partes, albarda, partes silla montar, partes de la montura, asiento, borren trasero, baste, soporte de acion, faldon exterior, rodillera, anilla de sujecion del pretal, faldoncillo o aleta, perilla, borren delantero

 

  • Borrén: es una almohadilla forrada generalmente de cuero que cubre los arzones de la montura. El borrén delantero se encuentra en la parte frontal de la silla y comienza justo encima de la cruz del caballo. Por su parte, el borrén trasero forma parte del “respaldo” de la silla.
  • Perilla: es la parte superior del arco que se ubica en la parte delantera del fuste o armazón de la silla de montar.
  • Arzón: es la pieza frontal o la trasera que unen la estructura interna del fuste.
  • Asiento: es la parte frontal de la silla y donde el jinete o amazonas se sienta mientras cabalga.
  • Baste: los bastes son las almohadillas que se encuentran situadas en la parte de abajo de la montura y que reposan en el dorso del caballo evitando que se produzcan molestias a la cabalgadura.
  • Aciones: son las cintas o correas de las que se cuelgan los estribos. Cada ación se encuentra a un lado de la silla y soporta de forma ajustable un estribo.
  • Estribo: pieza generalmente de metal, aunque también puede ser de madera, cuero o actualmente materiales plásticos, donde el jinete o amazonas apoyan el pie cuando se encuentra sobre el caballo.
  • Faldón exterior: cubriendo las cinchas y las hebillas se encuentra esta solapa sobre la que descansa la pierna del jinete o amazonas. Sirve de protección y al mismo tiempo cumple una función estética.
  • Rodillera: es una parte que sobresale en la parte frontal del faldón y que sirve de punto de apoyo para la rodilla del jinete. Es una parte que cobra una especial importancia en disciplinas como el salto ya que ayudan mejorar la seguridad mientras se cabalga.
  • Anilla de sujeción del pretal: ubicada en la parte delantera de la montura y a cada lado de ella se sitúa una hebilla que facilita el amarre de la correa que rodea la parte del pecho de la cabalgadura evitando que la silla se desplace hacia atrás, sobre todo cuando se suben pendientes.

estribera, cincha forcada, cincha maestra, sobrecincha, cubrehebillas, contrafuerte, cincha, latiguillos, rodillera, faldon, faldoncillo

  • Faldón interior: también conocido como faldoncillo o falso faldón, es la parte del faldón que está en contacto con el costado del caballo protegiéndolo contra el roce de las hebillas y las piernas del jinete.
  • Cubre hebillas: lengüeta de cuero que se ubica justo encima de las hebillas de los latiguillos que sujetan la cincha y tiene como objetivo proteger al faldón exterior del roce de las mismas.
  • Latiguillos: se utilizan para sujetar la cincha. Normalmente solo se usan dos, pero suelen instalarse tres unidades en las sillas simplemente por seguridad.
  • Contrafuerte: pieza sujeta al fuste de la silla donde se afianza la cincha.
  • Cincha: cinta fabricada en diversos materiales como cáñamo, cuero o lana que aseguran la silla de montar al caballo ciñéndola por debajo de la barriga.
  • Canal: espacio interior entre los bastes que deja libre la columna vertebral del caballo evitando lesiones en esa zona.

parte interior de silla de montar, canal, faldon interior, faldon exterior, baste

Silla de montar: cuidados y mantenimiento

Para alargar la vida de la silla de montar es importante tener en cuenta una serie de consejos muy fáciles de llevar a cabo, pero que pueden ser decisivos para tener una montura en las condiciones idóneas para la práctica de la equitación.

  • Dependiendo de la suciedad que tenga la silla podemos realizar simplemente una limpieza en seco retirando todo el polvo que pueda haber acumulado o utilizar una limpieza con agua y algún producto limpiador. Si se hace una limpieza húmeda, se debe utilizar agua para eliminar todas las acumulaciones de suciedad con una esponja muy suave. Se puede utilizar jabón de glicerina o algún limpiador especializado cada pocas semanas, dependiendo de la intensidad del uso que se le haya dado a la silla. Pero siempre aclarar con bastante agua para finalizar, con el objetivo de retirar todo el producto de limpieza que se haya utilizado.
  • Aplicar un bálsamo de cuidado de piel natural para mantener las propiedades del cuero en las mejores condiciones. Con el bálsamo se nutre la piel evitando que se cuartee y resista menos al paso del tiempo.
  • La forma en que se almacena la silla después de cada uso también es importante. Asegúrate de apoyar la silla en un rack que toque únicamente en el canal interior de la silla de montar, evitando el contacto con las partes acolchadas de piel, para que esta no resulte dañada. Un monturero o portasillas es una alternativa económica y que ayuda a mantener la silla de montar en las mejores condiciones. Además la silla debe almacenarse a temperatura ambiente y a ser posible, con una humedad no muy superior al 40%.
  • Un buen consejo sería la utilización de una funda para guardar la silla. Durante períodos prolongados se hace casi imprescindible, pero también puede ser usada para el uso diario. Cuanto más protegida se encuentre mientras no se use mejor.

Deportes hípicos

Existe una diferencia fundamental entre los deportes denominados hípicos del resto de deportes, se trata de la unión de dos fuerzas y dos inteligencias, por un lado la del hombre y por otro la de uno de los animales más nobles y fogosos de la naturaleza, el caballo. En los demás deportes el hombre debe competir contra sus semejantes valiéndose únicamente de sus medios o de complementos adecuados, mientras que en los deportes hípicos se produce la unión de estas dos piezas consiguiendo en ocasiones que parezca que se trata de una sola figura.

El mejor de los jinetes o amazonas puede hacer poco si monta un mal caballo o simplemente si no logra adaptarse a sus destrezas o a su “forma de ser”. De la misma forma, un buen caballo necesita a una persona que los sepa dominar y que entienda la psicología equina para poder hacer un dúo que triunfe.

Loa aperos son los medios con los que cuenta el jinete para sentir y transmitir al caballo, por eso es tan importante elegir los adecuados tanto al tipo de caballo como a la disciplina que se va a desarrollar. Entre los aperos más importantes la silla de montar es considerada una pieza clave para el correcto acoplamiento hombre-caballo y cada tipo de deporte de equitación necesita un modelo diferente. En nuestra web puedes encontrar los mejores modelos de monturas para tu caballo y con las mejores ofertas del mercado para que encuentres la silla que necesitas y con la calidad precio adecuada.

El caballo conservas su instinto de huida y es esta característica ancestral la que también lleva al caballo a querer llegar primero a la meta en las carreras de caballos. El hombre supo aprovechar las condiciones físicas de los caballos desde tiempos ancestrales. La equitación era conocida ya en el mundo helénico donde se conservan un par de libros de Jenofonte donde se refleja el nivel conseguido en esta disciplina por los griegos y que plantea conceptos que siguen vigentes hoy en día.

 

La doma del caballo tiene un papel fundamental en la historia, ya que este animal era utilizado por el hombre como aliado en la gran mayoría de los conflictos bélicos. Del adiestramiento de los caballos con fines militares surgirían en el futuro múltiples disciplinas hípicas que configuran hoy en día el panorama de deportes hípicos.

Las disciplinas olímpicas ecuestres son las siguientes: salto, doma clásica y los concursos de equitación completos (donde se engloban las disciplinas de salto, doma clásica y campo a través ecuestre)

Paralelamente existen infinidad de disciplinas deportivas no olímpicas realizadas con caballos: el enduro ecuestre, la doma vaquera o reining, enganches, polo, horseball, el pato argentino, rodeo estadounidense, etc.